6 aspectos a los que debes prestar atención antes de comprar un nuevo Smartphone

Comprar un nuevo teléfono es una decisión importante ya que se trata de una herramienta que nos servirá tanto en nuestra vida personal como profesional. Además es una inversión que debe acompañarnos por los próximos años -si tenemos suerte-, así que lo mejor es hacer una elección sabia con la cual nos podamos sentir satisfechos.

Sin embargo, esta decisión tampoco es sencilla porque hay muchísima variedad en el mercado. Además, en muchas ocasiones la publicidad a través de los medios de comunicación nos influencia tanto que terminamos adquiriendo teléfonos por la fama que tienen, antes que por sus características individuales. Si necesitas comprar un nuevo smartphone, pero tu presupuesto es limitado, aprende en Gananci cómo ganar dinero extra.


Por otro lado, si ya tienes una cantidad de dinero pensada y destinada con la finalidad de adquirir un nuevo dispositivo móvil pero no has logrado tomar la decisión, mira a continuación algunos aspectos que te ayudarán a hacer la elección correcta:

1.- La marca no lo es todo:





Necesitas saber que las marcas más conocidas invierten millones de dólares en publicidad, por lo que sus precios son más elevados que el resto de las marcas que no tienen dicho presupuesto. Sin embargo, tienen buenos productos que ofrecer, por lo que no tienes que descartar automáticamente a las marcas que no conoces.

Puedes encontrar un teléfono con características similares (hasta iguales o mejores) a los de las marcas que se encuentran mejor posicionadas por precio mucho menores, que no salgan en televisión a cada rato no quiere decir que su calidad no sea buena o que no te puedan servir.


2.- ¿Para qué usarás el teléfono?:





No todos los teléfonos tienen las mismas características, así que un dispositivo puede ser mucho más útil para ti que otros. Lo que necesitas es tener claro para qué utilizarás el teléfono.

¿Eres de las personas que toman más fotografías? ¿Lo usas para recibir muchos e-mails de trabajo? ¿Te gusta descargar muchas aplicaciones? Haz una lista de los usos principales para los que necesitas el teléfono, así sabrás cuáles son las funciones en las que no puedes ceder o las características mínimas que necesitas.


3.- ¿Cuáles son las características que no son tan importantes?:




Este aspecto también es clave, porque si sabes cuáles son las funciones que no necesitas, puedes ceder en ellas sin mucho problema en vez de dejarte deslumbrar.

A veces queremos un teléfono que tenga las mejores características, pero si no las va a usar ¿Cuál es el punto de tenerlas? Cuando sabes cuáles son las características en las que cederás, podrás ahorrar dinero en esos aspectos y centrarte en los anteriores.

4.- Haz comparaciones objetivas:




No elijas el primer teléfono que reúna todas las características que consideres indispensables. Hay muchos que pueden entrar en esa categoría así que elige mínimo 3 teléfonos y utiliza alguna aplicación de las que hay en Internet para compararlos entre sí.

Las características que debes buscar principalmente es el procesador (porque nadie quiere un teléfono lento o de desempeño mediocre), el sistema operativo que trae (mientras más actualizado, mejor), la memoria (interna y RAM), las funciones de seguridad, por ejemplo bloqueo con huella, por reconocimiento de voz, rostro, entre otros.

Algo que debes saber al momento de realizar las comparaciones, es el aspecto de la cámara. No siempre aquellas con mayor número de megapíxeles funcionarán mejor. Así que si tienes en mente algún teléfono en específico, no te dejes llevar solamente por el número de megapíxeles. Investiga específicamente la calidad de su cámara tomando en cuenta el lente, sus sensores, si cuenta con flash y más.

Si solo necesitas la cámara para selfies o fotografías personales, no es obligatorio que pongas tanto énfasis en este aspecto porque hoy en día la mayoría de los teléfonos modernos cuentan con cámaras decentes. Pero si la quieres para temas más específicos, sí será necesario que prestes mayor atención a este aspecto.


5.- Operador de servicios:



Puedes adquirir un teléfono liberado o comprar uno directamente con la operadora (porque muchas veces ofrecen facilidades de pago). Eso sí, asegúrate de que la compañía que elijas tenga buena cobertura y una velocidad de datos decente.

Hay operadoras que cuentan con mejor tecnología que otras y ofrecen velocidades mucho más rápidas que otras, así que presta atención a este aspecto si eres de los que utilizan mucho sus datos móviles.


6.- Batería:


Hoy en día utilizamos constantemente nuestros dispositivos móviles. No solamente para mantenernos comunicados, sino para entretenimiento, fotografías, trabajo y más. Si eres de los que andan pegados al teléfono la mayoría del tiempo, opta por un dispositivo cuya batería sea de 3000 mAh mínimo.

En caso de que lo utilices más moderadamente, entonces trata de conseguir una batería que se aproxime a ese número anteriormente especificado.




Fuente: https://gananci.com/



Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información